Aras de los Olmos crea un “oasis” de participación ciudadana.

  • El Ayuntamiento impulsa la metodología OASIS del Instituto Elos para promover el empoderamiento y participación social
  • El objetivo es fomentar la cooperación vecinal en la búsqueda y consecución de objetivos comunes para el municipio

Transformar colectivamente el pueblo de Aras de los Olmos es el objetivo que se han marcado un grupo de vecinos y vecinas de esta pequeña localidad de la serranía valenciana, a través de la iniciativa #OasisAras impulsada por Rubén Ruedas, becario municipal en el área de participación, que está revolucionando las mentes y las calles areñas.

El llamado “juego del OASIS” es un proyecto de participación comunitaria y empoderamiento social promovido por el Instituto Elos de Brasil, una herramienta de innovación social que consiste en aplicar una metodología de 7 fases o etapas, a través de las cuales se pretende hacer realidad los sueños colectivos que nacen de necesidades sociales compartidas, haciendo que la ciudadanía se convierta directamente en los transformadores de su entorno más próximo.

De esta manera, en Aras de los Olmos se ha puesto en marcha durante el mes de Octubre este espacio de reflexión, creatividad y participación colectivas, en el que un gran número de asociaciones del pueblo y personas de todas las edades y condiciones se han implicado activamente, poniendo en valor el trabajo en equipo, la escucha activa, el voluntariado o la empatía.

En este sentido, las etapas del proyecto comenzaron con una primera fase de presentación, seguido de la búsqueda de bellezas y potencialidades del municipio, el reconocimiento de talentos personales, la expresión de sueños y motivaciones hacia el entorno, la toma de decisiones sobre los proyectos comunes a llevar a cabo y, finalmente, su puesta en práctica mediante el trabajo voluntario y en comunidad.

Finalmente, el fin de semana del 27 y 28 de Octubre se culminarán las últimas fases de este proyecto, con la celebración de las experiencias y logros conseguidos y la re-evolución, es decir, la puesta en común de intereses para seguir trabajando colectivamente en pro de nuevos objetivos para el municipio.