Fiestas Gordas

Cada siete años las Fiestas Tradicionales en honor a la Patrona, Santa Catalina, tienen su máximo apogeo. El número de actividades festivas es mayor que cualquier otro año.

Uno de los actos de mayor significación es la romería de la imagen de Santa Catalina, desde su Santuario, la ermita, hasta la Iglesia de Aras, acompañada por los habitantes del pueblo. Tras la bajada de la Virgen, la imagen descansa durante un mes en la Iglesia del pueblo, para retornar a su santuario a finales de agosto

En estas fiestas, las jóvenes y los jóvenes del pueblo se visten con el traje tradicional de serranas y serranos. Se nombra una Reina de las Fiestas que acompañada por su Corte de Honor, preside muchos de los actos de las fiestas, como misas, pasacalles, procesiones o cenas.

Hay que destacar en estas Fiestas una celebración por su gran interés cultural: el Entramoro. Los habitantes del pueblo escenifican la lucha entre los moros y los cristianos por hacerse con el control del pueblo. En un principio los cristianos son derrotados, pero al final consiguen la victoria gracias a la intercesión de Santa Catalina, que convierte a las tropas musulmanas al cristianismo. Esta representación se ha transmitido de forma oral a través de las generaciones, y es muy singular porque confluyen aspectos del pasado histórico con tradiciones de carácter religioso.

Las últimas Fiestas Gordas se celebraron el año 2009. Las próximas tendrán lugar en el mes de agosto de 2016.