La Diputació de València invertirá 177.143 euros en el nuevo Centro Social Multifuncional de Aras de los Olmos

Con una dotación presupuestaria de 177.143 euros a lo largo de los ejercicios 2018 y 2019, Aras de los Olmos empezará la rehabilitación de un edificio multiusos de titularidad municipal que albergará un centro social multifuncional para personas mayores de 65 años que viven solas. Junto con el centro social multifuncional, en la planta superior está previsto habilitar un albergue.

El alcalde de Aras de los Olmos, Rafael Giménez, afirmó que se trata «de un proyecto muy importante» para el municipio y la comarca de Los Serranos, puesto que las localidades del interior «contamos con una población muy envejecida que necesita ayuda y atención en este momento de su vida». Unas necesidades «que sólo se pueden proporcionar con garantías y profesionalidad en centros de estas características».

SEIS NUEVOS CENTROS COMARCALES

La Diputació de València invertirá 11.019.428 euros durante los ejercicios 2018 y 2019 con el propósito de construir seis nuevos centros sociales comarcales de titularidad pública en las localidades de Ademuz, Agullent, Aras de los Olmos, la Font de la Figuera, Meliana y Mislata. Se trata de un proyecto de colaboración en materia de infraestructuras sociales entre la Diputació de València, la Generalitat y los ayuntamientos.

En la pasada reunión de trabajo celebrada en el mes de febrero con la vicepresidenta Maria Josep Amigó, la secretaria autonómica de Servicios Sociales y Autonomía Personal, Helena Ferrando, los directores generales Mercè Martínez y Antonio Raya y los alcaldes y responsables municipales, se establecieron las bases para la construcción de los seis centros de día.

Maria Josep Amigó se mostró especialmente satisfecha del transcurso de estas reuniones, «porque se ha podido comprobar una actitud propositiva por parte de los alcaldes, los cuales están trabajando para poner en marcha estas infraestructuras que responden a una clara demanda ciudadana».

Así mismo, Amigó considera la materialización de este proyecto como «modélico» por lo que respecta «a la colaboración interinstitucional: el Ayuntamiento aporta el suelo o los edificios municipales a rehabilitar; la Conselleria establece las prioridades a partir de criterios objetivos y se encarga de cubrir los gastos derivados del funcionamiento de los centros; mientras que la Diputació financia su construcción».